#15 ‘Encyclopédie. El triunfo de la razón en tiempos irracionales’ de Phillipp Blom

Publicado: 31 marzo 2009 en Libros

Este es un asombroso libro que narra con todo lujo de detalles los avatares de los creadores de uno de los monumentos totémicos más importantes de la Ilustración y de la razón contemporánea, la Encyclopédie de Diderot y D´Alembert.

Un documentadísimo relato que, en primer lugar, nos demostrará que no todo fue tan idílico ni desinteresado como parece. En París de 1700, las aspiraciones de los enciclopedistas no eran otras que preparar una modesta traducción de un diccionario inglés: había que pagar el alquiler y sufragar otros gastos inmediatos.

Sin embargo, la casualidad convirtió a estos humildes hombres en pioneros que hicieron crecer su obra hasta niveles titánicos, transformando un simple trabajo remunerado en un estilo de vida que revolucionaría la industria editorial y plantaría cara a las críticas, a lo políticamente correcto y hasta al mismísimo Papa, aunque ello conllevara la cárcel.

Una monumental obra enciclopédica que acabó teniendo 27 volúmenes compuestos por 72.000 artículos, 16.500 páginas y 17 millones de palabras, y en la que participaron en mayor o menor medida las mentes más preclaras del momento, como Voltaire o Rousseau. Todo un hito teniendo en cuenta que en aquella época no existían los ordenadores o las bases de datos, toda una maraña conceptual (era la primera vez que se hacía una enciclopedia alfabética y no temática) que fue editada, recopilada y administrada sólo por dos hombres.

En su momento de mayor actividad, esta obra empleó a un millar de tipógrafos, impresores y encuadernadores, y se distribuía no sólo en Francia sino también en ciudades como Londres o San Petersburgo.

El historiador y novelista Phillip Blom (Hamburgo, 1970) ha conseguido introducirme en una época de la que ignoraba casi todo, en un París superpoblado de gente, y entre la masa de gente, también una superpoblación de artistas en ciernes que sólo buscaban destacar de algún modo para salir de la miseria. Un París donde se mezclaba la alta alcurnia y la baja estofa, todo salpimentado por la bohemia más altisonante de todos los tiempos. Y todo ello narrado con una claridad y un tono cautivador que más que leer un ensayo histórico y social me parecía estar consumiendo una novela de aventuras.

La Ecyclopédie de Diderot y D´Alembert no es la mayor enciclopedia que jamás se haya publicado, ni tampoco es la primera, ni la que posee mayor autoridad. Lo que hace de ella todo un acontecimiento histórico e intelectual es su particular constelación de política, economía, testarudez, heroísmo e ideas revolucionarias. Por primera vez en la historia, prevaleció la razón y la objetividad por encima de la Iglesia y la Corona. El pensamiento libre y secular, por encima de la narración de santos.

La parte más divertida es la centrada en descubrir cómo los enciclopedistas obtenían la información para poder escribir los artículos de cada entrada. Por ejemplo, si había que escribir sobre cómo era la profesión de ebanista, el enciclopedista visitaba a los artesanos para ver en primera persona la actividad y tomar notas sobre ella, además de entrevistarse personalmente con los trabajadores. Pero los artesanos, temiéndose que el enciclopedista en realidad era un espía para otros artesanos o quizá un miembro de la Corona que pretendía subirle los impuestos, solía contestar con evasivas o directamente mintiendo sobre su trabajo, lo cual hacía realmente difícil la tarea de condensar todo el conocimiento objetivo sobre la materia. Ello provocaba no pocas inexactitudes en las entradas de la enciclopedia.

Este texto de Phillipp Blom sin duda emocionará a los que, como yo, consideran la razón un triunfo y la Ilustración la mayor zancada intelectual de la hombre. Una obra sobre otra obra inclasificable para la época que no sólo removió conciencias sino que dio trabajo a miles de personas y conmovió a la sociedad para siempre. Una aventura incierta que finalmente acabó como menos se esperaban sus protagonistas.

 

Había una Gurb Street en todas las grandes ciudades europeas, formada por escritorzuelos sin talento e inventores a sueldo de rumores y calumnias, por poetas amargados y oscuros revolucionarios, todos los cuales eran espiados o espiaban a otros por cuenta de la policía o de algún patrón rico. Los jóvenes que entraban a formar parte de este mundo sólo podían confiar en encontrar un benefactor, porque era casi imposible vivir sólo de su pluma. Los manuscritos se vendían a un precio fijo, habitualmente una miseria, y todo el producto de las ventas iba a parar al editor. El autor sólo podía esperar conseguir entrée en un salón de moda o en una gran casa a base de dedicatorias lisonjeras y de algunos ejemplares repartidos humildemente a posibles mecenas. En la medida en que formaba parte de esa zona crepuscular de Grub Street, el escritor era una persona que estaba de más, por lo cual no contaba con protección frente a la policía o la pobreza; sólo el mecenazgo podía aportarle alguna medida de seguridad, tal vez una renta, la posibilidad de una pensión del Estado y el mayor de todos los premios: la fama.

 

Editorial Anagrama
Colección Argumentos
464 páginas
ISBN 978-84-339-6254-6

Anuncios
comentarios
  1. […] #15 ‘Encyclopédie. El triunfo de la razón en tiempos irracionales’ de Phillipp Blom […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s