# 27 ‘Geometría para turistas’ de Claudi Alsina: una guía para disfrutar de una forma original de más de 125 lugares

Publicado: 15 julio 2010 en Libros

Decía el bueno de Chersterton que la arquitectura es el alfabeto de los gigantes, el conjunto de símbolos más grande jamás realizado para ofrecerse a los ojos humanos.

Geometría para turistas, de Claudi Alsina, podría ser una suerte de prismáticos para apreciar este alfabeto, mayormente a través del prisma de las matemáticas, y así descubrir cuál es el número secreto de la Sagrada Familia, por ejemplo.

O las enigmáticas funciones que debía cumplir El Escorial. O por qué son como son las decoraciones de la Alambra. O los trucos de geometría fractal que emplean en Dubai para incrementar la primera línea de cosa y así poder edificar más viviendas.

Incluso se desvelarán misterios más cotidianos, como la razón de que siempre haya colas de espera en los parques temáticos de Disney.

La lectura de esta pequeña guía es amena y muy asequible, pues el autor sazona las páginas con pequeñas chanzas o anécdotas sobre los enclaves que analiza (asegura haber visitado personalmente la mayoría de ellos), y además va siempre al grano, sin perderse en grandes explicaciones: apenas dedica dos o tres páginas a cada lugar.

La parte negativa de esto es que hay conceptos un tanto abstrusos que quedan explicados de una manera demasiado simplificada e incluso inexacta, pero es el tributo que hay que pagar para concebir un libro para todos los públicos.

En definitiva, una guía que pasa por alto detalles como horarios de apertura, precios de entrada, restaurantes recomendados y demás información imprescindible para cualquier turista. Porque, a pesar del título, Geometría para turistas es un libro para viajeros, no para turistas, viajeros que anhelan contemplar el mundo bajo el prisma de Chersterton.

Como este ejemplo de la estatua de Colón de Barcelona:

En relación a esta estatua de Colón le invitamos a dos consideraciones especiales. Si visita el Museo del Calzado de Barcelona allí podrá observar un modelo exacto de “los zapatos de la estatua” y verá que éste calza un 168. Recordando que “un punto de zapatero” son 2/3 cm, el zapatito del museo mide 112 cm, lo que corresponde bien con la altura de 720 cm de la estatua. Por tanto, bravo al escultor Atché por esta precisión.

El otro aspecto geométrico tremendamente polémico desde 1888 (y sigue) es la dichosa dirección del dedo de Colón, ante la cual los visitantes de buena fe acostumbran a exclamar “señala cómo ir hacia América”. Este dedo señala el mar de delante y por tanto siguiendo su dirección llegaríamos posiblemente a Génova y hasta la India (lo que quería encontrar Colón), pero no señala la dirección de América (lo que descubrió el almirante).

Editorial Ariel
Colección Claves
288 páginas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s