#47 ‘El economista camuflado’ de Tim Harford

Publicado: 22 diciembre 2010 en Libros

Tim Harford sabe divulgar con gracia y salero porque continuamente se dedica a lidiar con el lector: escribe la columna Dear Economist de la revista Financial Times, donde echa mano de su sapiencia y sentido del humor para responder a las preguntas de los lectores.

En ese sentido, El economista camuflado está excelentemente bien escrito. Y además profundiza en preguntas que todos nos hacemos, y lo que es más interesante: en preguntas que nunca nos hemos formulado. Como ¿por qué el café del Starbucks es tan caro? ¿Por qué los países del Tercer Mundo son tan pobres?

La lectura de El economista camuflado, pues, me recuerda un poco a las advertencias académicas que Charles Kingsfield, el profesor de Derecho de Harvard de la película Vida de un estudiante, dedica a su auditorio: “Aquí utilizamos el método socrático (…) de responder, preguntar, responder. Por medio de mis preguntas aprenden a enseñarse a sí mismos (…) Puede que en ocasiones piensen que tienen la respuesta; pero les aseguro que eso no será más que una vana y absoluta ilusión. En mi clase siempre hay otra pregunta. Aquí practicamos la neurocirugía. Mis humildes preguntas sirven para sondearles el cerebro.

Harford nos conducirá por las técnicas secretas que usan los supermercados para obligarnos a comprar unas cosas y no otras. La razón de que exista tecnología que funciona mal a propósito. La razón de que el tráfico urbano funcione como lo hace. Que la globalización no es el coco o la metonimia del mal. El secreto que provoca que China se esté haciendo tan increíblemente rica: no en vano, es probable que en breve sea la mayor potencia mundial.

 

Un libro accesible y ameno (salvo por algunos fragmentos un poco pesados; pero tranquilos, siempre en las antípodas del rollo de La conquista del pan de Kropotkin y así) que te permite descubrir, desde una óptica económica, esos pequeños detalles de tu alrededor, los engranajes invisibles, que hacen que el mundo sea como es. Y que, a pesar de todo, funcione.

Un libro, en definitiva, para percibir el mundo a través de rayos X; y a continuación deslumbrar a amigos y familiares con vuestros recién adquiridos conocimientos (además de abrillantar un poquito esa tendencia al one-upmanship).

La razón por la que algunas empresas ferroviarias tienen vagones de tercera clase sin techo y con bancos de madera no es que tendrían que gastar unos pocos miles de francos en la colocación del techo o en tapizar los asientos… Lo que las empresas intentan es impedir que los pasajeros que no pueden pagar la tarifa de segunda clase viajen en tercera. Maltratan al pobre, no porque quieran lastimarlo, sino porque quieren amedrentar al rico… Y, otra vez, se trata de la misma razón por la cual las empresas, tras haber mostrado un trato casi cruel con el pasajero de tercera clase y tratado mezquinamente a los de segunda clase, es generosa cuando se trata de los clientes de la primera clase. Después de negarles a los pobres lo necesario, les brinda a los ricos lo superfluo.

Editorial Temas de Hoy
Colección: Divulgación
448 páginas
ISBN: 978-84-8460-536-2

Sitio Oficial | Ficha en Temas de Hoy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s