#18 ‘Por amor a la física’ de Walter Lewin

Publicado: 26 abril 2012 en Libros

No es que suframos algún tipo de minusvalía mental, es que a todos nos gustan las historias. Las historias constituyen el método más eficaz para transmitir ideas sin que parezca que estamos transmitiendo ideas, o que estamos en clase un lunes por la mañana.

No es que suframos una minusvalía mental, es que si los conocimientos se encapsulan y se engalanan con historias, con ejemplos, con analogías, con imágenes, con participación, con inteligencia lateral, entonces los conocimientos se cuelan en nuestra mente sin apenas esfuerzo. En lo más hondo. Allí donde también residen las emociones. Porque nuestro cerebro está cableado para escuchar y asimilar historias, no lecciones. Y menos si son lecciones impartidas desde una distante cátedra del tipo no-cuestiones-lo-que-digo-y-memoriza.

Consciente de ello, Walter Lewin lleva más de cuarenta años impartiendo clases que parecen historias, donde incluso él mismo se propone como protagonista (ha puesto su cabeza delante de una bola de demolición, se ha aplicado una sobrecarga de 300.000 voltios y otras lindezas ante un auditorio enmudecido). Y Lewin ha conseguido perfeccionar tanto su actividad docente que sus clases de física en el Instituto Tecnológico de Massachusetts son recordadas con cariño por miles de estudiantes. También sus videolecciones colgadas en Youtube y iTunes University le han convertido en una estrella con más de un millón de visualizaciones al año.

Walter Lewin no solo quiere enseñar lo que sabe, ni siquiera pretende exhibir lo que sabe… su único propósito en lograr que la gente, incluso la menos motivada, aprenda de verdad lo que enseña. Como se aprenden las buenas historias.

Bajo esa filosofía, Lewin ha escrito este Por amor a la física, que recoge algunas lecciones de física explicadas de una forma que resultarán seductoras incluso para quienes no tienen interés por la física, además de jalonar el texto de docenas de anécdotas sobre su vida como investigador y docente. Respondiendo preguntas curiosas, sí, pero también ofreciéndonos más que la simple y llana respuesta. Preguntas del tipo ¿por qué los colores del arco iris está siempre ordenados de la misma manera?

Lewin es ese profesor genial y cercano que incluso físicamente nos recordará a Doc Brown, el inventor loco de la película Regreso al futuro. Y después de leerle, nos sentiréis, os lo garantizo, un poco como los miles de estudiantes que pasaron por sus clases y le recuerdan con cariño, por ser un gran profesor, una gran persona y, sobre todo, alguien que consiguió instilar el amor por el conocimiento más fundamental que posee la especie humana: la física.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s