#29 ‘El jardín colgante’ de Javier Calvo

Publicado: 31 mayo 2012 en Libros

Si dijera que Javier Calvo (Barcelona, 1973) no ha sido fuente de inspiración formal para muchos de mis textos, mi nariz probablemente crecería medio metro de golpe. Sigo sus obras desde hace años, las leo y releo con devoción, y frente a una sinopsis como la que sigue, tuve que ignorar mi pila de libros pendientes y ponerme con éste, El jardín colgante, que además ha sido el Premio Biblioteca Breve 2012:

Había una vez un país llamado España que permanecía dormido sin advertir que los servicios secretos trataban de rediseñar el sistema institucional a la nueva era de libertad. Así es como Arístides Lao, un agente con una mente matemática prodigiosa y problemas de sociabilidad, es designado para luchar contra la organización terrorista de extrema izquierda TOD. Lao cuenta con el agente Melitón Muria, un fiel escudero con peculiares principios. La misión de esta pareja esperpéntica y decadente será contactar con Teo Barbosa, un agente infiltrado a punto de pasar al núcleo activo del grupo armado. Pero la operación cambia de rumbo cuando Lao pone en marcha una idea tan loca como genial que traerá consecuencias inimaginables. Estamos en 1977, y en el frío invierno de la Transición el interés de los telediarios se centra en la caída de un meteorito.

Las disecciones de Calvo, tanto de sus personajes como de la cruda realidad, nunca son bienintencionadas: no esperéis encontrar buen rollito o filosofía New Age de spa a lo Coelho: Calvo es especialista en destacar la cara malsana y atornillada de todo cuanto describe, como las fauces llenas de caca rural del borreguito de Norit, o la suerte de bozo de aquella belleza que se ha olvidado depilarse la cornisa labial. Cosas así. De las que, a los lectores blandos, les hace poner cara de acidez gástrica.

Para Calvo todos somos mal nacidos en potencia, o en vigencia. No hay buenas personas, ni sanos mentales: solo personas que sonríen para enmascararlo.

 

A lo Palahniuk, a lo Foster Wallace (ambos autores traducidos al español por Calvo, casualmente). Y es que el propio Calvo gasta unas pintas propicias para sus libros: entre macarra, pasota y punki, chupaíllo pero con mirada esquizo: es decir, produce más canguelo que un bíceps de una cadena de gimnasios que se anuncian por la tele. Como Clint Eastwood mascando chicle.

Como del gorrino de la matanza, todo se aprovecha de la narrativa de Calvo, jalonada de imágenes inolvidables, de reflexiones escuetas pero apodícticas, idóneas para plasmar en una pancarta y tomar la ciudad, de vocabulario abracadabrante seleccionado con paciencia y tino, cual buscador de pepitas de oro.

Sus metáforas y comparaciones, que abundan (aunque menos que en sus obras predecentes, como Mundo maravilloso o El dios reflectante), siempre poseen su sello inconfundible, y no son nunca mera lírica de andar por casa, de cantante pop que proyecta la voz desde el escroto, esa lírica que criticaba con su humor tan british Terry Pratchett en Lores y damas:

”Tenía una risa como un arroyo de montaña”. Un montón de chorradas, la poesía (…). Yo he oído muchos arroyos de montaña y lo único que hacen es glu-glu-glu. Y además siempre están llenos de bichos, ya sabe a qué me refiero, esa especie de insectos de patitas delgadas y que… en fin, da igual.

Calvo, como habréis sospechado ya, describiría precisamente esos bichos. Recreándose en sus rasgos de bicho.

Muchas veces, reconozcámoslo, Calvo no dice nada, se extravía en descripciones que no vienen a cuento, acaso para demostrar su maestría, para desahogar su verborrea o incluso para desquitarse de algún agravio. Sin embargo, incluso entonces, leer a Calvo es un divertimento, aunque no diga nada, aunque narrativamente el fragmento leído sea el equivalente del silencio, porque es ese silencio que se origina entre una pareja mal avenida, por ejemplo, que constituye uno de los silencios más ruidosos que existen.

Editorial Seix Barral
368 páginas
ISBN: 978-84-322-0958-1

Sitio Oficial | Ficha en PlanetadeLibros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s