#11 ‘Destellos de luz’ de Charles Fernyhough

Publicado: 8 mayo 2013 en Libros

Una de las películas menos conocidas del cineasta Christopher Nolan (hoy célebre por su adaptación de Batman o por Origen) es Memento, estrenada en el año 2000. En ella, sin destripar demasiado la trama, se trata hasta sus últimas consecuencias la idea de que la mente nos engaña en cuanto tiramos de nuestra autobiografía.

Sin embargo, esta película es un rara avis, junto con novelas como Austerlitz, de W. G. Sebald, y también presentan a su protagonista como alguien atípico. Lo habitual, pensamos todos, es que somos capaces de recordar nuestro pasado sin problema… y si alguien cambia una coma de ese pasado, entonces dejamos de ser quienes somos (otra idea brillantemente desarrollada en películas como Desafío Total).

Que falle la memoria es un anomalía, pensamos, y por eso existen libros de autoayuda que permiten mejorarla con sencillos ejercicios. El Alzheimer es una enfermedad. La gente normal es capaz de recordar su pasado de forma limpia.

Sin embargo, lo que se desprende de la investigación al respecto, ello dista mucho de ser verdad. Nuestros recuerdos no se guardan en ningún sitio, esperando que los recuperemos cuando los necesitamos. Los recuerdos están fragmentados en diversos cajoncitos, muchos de ellos se pierden, y cuando recordamos, en realidad, abrimos determinados cajoncitos (sólo los que nos convienen) y los que están vacíos los llenamos con lo primero que nos viene a la cabeza para dar cierta cohesión al conjunto del recuerdo.

Es decir, que recordar, en cierto modo, es una entelequia: los recuerdos conforman nuestra personalidad, pero nuestra personalidad no es estática, es fluida, cambiante, y esquiva (incluso para nosotros mismos); del mismo modo, pues, debe comportarse la memoria a fin de no crear un conflicto de intereses entre nuestro yo cambiante y adaptable a las circunstancias y nuestros recuerdos monolíticos, siempre recordatorios de que un día fuimos una cosa y solo esa cosa.

Estas y otras cuestiones son abordadas por Charles Fernyhough en este curioso libro titulado Destellos de luz. Curioso en el sentido de que estamos ante una obra de divulgación científica en la que los experimentos y los datos se mantienen en un segundo plano, dando prevalencia a la narración, a las metáforas, a la retórica, como si el propio autor tratara de comportarse tal y como lo hace nuestro cerebro cada vez que recuerda nuestro pasado: ficcionando.

Así pues, Destellos de luz no es una obra para quienes esperen quintales de datos que refrenden las ideas presentadas, sino más bien una forma de penetrar en los descubrimientos más recientes de las neurociencias desde un punto de vista pausado y casi poético.

En definitiva, una obra que te permite bucear haciendo snorkel, contemplando, fascinándote, con aquello que una vez resumió Schachter, uno de los pioneros del enfoque:

Ahora sabemos que no registramos las experiencias como lo hace una cámara. Los recuerdos funcionan de otra manera. Extraemos elementos clave de las experiencias y los almacenamos. A continuación, más que recuperar copias de las mismas, las recreamos o las reconstruimos. A veces, en el proceso de reconstrucción añadimos sentimientos, creencias o incluso conocimientos adquiridos después de la experiencia. En otras palabras, influimos en nuestros recuerdos al atribuirles emociones o información correspondiente a etapas posteriores.

Aunque, ahora que recuerdo (maldita memoria), sí que hay una película que aborda la flaqueza de la memoria y lo fácilmente manipulable que es por el entorno y por nosotros mismos. Es todo un clásico en blanco y negro que transcurre casi por completo en una habitación: Doce hombres sin piedad.

Editorial Ariel
328 páginas
ISBN: 978-84-344-0543-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s