#24 ‘La importancia del tenedor’ de Bee Wilson

Publicado: 4 diciembre 2013 en Libros

A las pocas líneas de empezar La importancia del tenedor, me sobrevino la convicción de que su autora, Bee Wilson, entraría a formar parte del Top3 de mis divulgadores favoritas, junto a Natalie Angier y Cordelia Fine. Angier es divulgadora de ciencia en general, y de biología en particular; Fine lo es de neurociencia. Así que puede resultar un poco chocante que el podio sea compartido por Bee Wilson, que es una divulgadora de… gastronomía.

Pero es que no estamos tratando a una divulgadora al uso. Las tres comparten el espídico speech de Amy Sherman Paladino (guionista de la incomensurable Gilmore Girls), la bonhomia y humor entrañable de Terry Pratchett, Gerald Durrell o Bill Bryson, y la erudición y sorprendente capacidad de hibridar disciplinas en aparariencia irreconciliables de Sam Kean, Hugh Aldersey-Williams o Eva Heller.

Al concluir La importancia del tenedor, ratifiqué esa convicción inicial en sólido cemento, y cerré el libro pensando en que amaba a Bee Wilson. Y me da igual lo que escriba: sé que siempre voy a leer todo lo que alumbre su cabeza, a partir de ahora.

Y es que afirmar que La importancia del tenedor trata sobre gastronomía o acerca de la historia de los objetos que alberga nuestra cocina es quedarse tremendamente corto. Tan corto como un armstrong. Porque Wilson aborda dichos temas, naturalmente, pero también aborda la antropología, la sociología, la psicología, la historia, la ciencia y otras tantas disciplinas que se mezclan en una batidora de un modo que habría emocionado a otro Wilson, en este caso Edward, autor de Consilience: la unidad del conocimiento.

Así pues, al entrar en la cocina de la mano de Bee Wilson no sólo os permitirá aprender cómo se hace un buen risotto (de forma científicamente comprobada), la razón de que sigamos usando cucharones de madera en vez de cucharones de otros materiales más modernos, o que resulta físicamente imposible hallar un material idóneo para cocinar (cualquier virtud pagará un tributo en forma de defecto por otro lado), sino que también aprenderéis de todo. En suma, por qué somos como somos. Sí, Bee Wilson ha escrito Breve historia de casi todo, de Bill Bryson, desde el ángulo de la gastronomía. Y de paso, sentiréis que todo eso os lo está contando una amiga endiabladamente encantadora. Lo cual explica que Bee Wilson haya obtenido el título de escritora gastronómica del año en el 2004, 2008 y 2009 en su país natal, Inglaterra.

En resumidas cuentas: tanto si sabéis freír un huevo como si no, La importancia del tenedor es una obra imprescindible. Porque todos comemos, y porque el tenedor es más importante de lo que parece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s