#49 ‘Antifrágil’ de Nassim Nicholas Taleb: las cosas que se benefician del desorden

Publicado: 23 diciembre 2013 en Libros

Ya nos habíamos referido muy halagüeñamente a Nassim Nicholas Taleb cuando reseñamos su rompedor El cisne negro. Ahora vuelve a las andadas con Antifrágil para ampliar lo que allí se dijo, como si El cisne negro sólo hubiera sido un prólogo para preparar nuestra mente para lo que venía.

Y lo que viene es complejo, contraintuitivo y originalísimo. No en vano, Taleb nunca formará parte del club de investigadores que el neurocientífico Vilayanur S. Ramachandran criticó ácidamente con estas palabras:

Dicho club cuenta, por lo general, con uno o más popes, una jerarquizada curia de especialistas, una cohorte acólitos y un conjunto de supuestos orientativos y normas aceptadas que se guardan celosamente con un fervor poco menos que religioso. De hecho, los integrantes de ese club también se financian unos a otros, se revisan mutuamente los artículos, ponen buen cuidado en controlar recíprocamente las becas que consiguen y se conceden premios de manera endogámica.

En Antifrágil intenta Taleb salir de este círculo, y lo consigue. Lo que Taleb denomina “lo antifrágil” va más allá de lo robusto, puesto que se beneficia de los shocks, las incertidumbres y del estrés, del mismo modo que los huesos humanos se robustecen cuando están sometidos al estrés y a la tensión. Lo “antifrágil” necesita el desorden para sobrevivir y florecer. Taleb se centra en la incertidumbre como algo deseable, incluso necesario, y propone que las cosas se construyan de una forma antifrágil. Lo antifrágil es inmune a los errores de predicción.

En opinión de Taleb, “hemos estado fragilizando la economía, nuestra salud, la vida política, la educación, y casi todo el resto de las cosas” al “eliminar el azar y la volatilidad”, del mismo modo que “impedir sistemáticamente que se produzcan incendios forestales para estar seguros hace que uno importante sea mucho peor”

Si bien la narración salta, con frecuencia, de las hipótesis a las anécdotas personales, y encontraremos afirmaciones muy aventuradas, sin duda su lectura está recomendada. Sobre todo para agitar un poco la cabeza, y evitar en lo posible que el árbol no nos permite contemplar el bosque. Así es Antifrágil:

Sumamente ambicioso y multidisciplinario, nos ofrece un programa sobre cómo comportarnos –y prosperar- en un mundo que no comprendemos, y que es demasiado incierto como para que intentemos comprenderlo y predecirlo. El mensaje de Taleb, documentado e ingenioso, es revolucionario: Lo que no es antifrágil perecerá con toda seguridad.

Sitio Oficial | Ficha en Planeta de libros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s